Portadas de Discos

~Portadas de Discos y Compactos~Hay que vender~

En el Silbidito de Tarantino, nunca ha faltado ni faltará la música. Una pieza clave en nuestro mundo, algo esencial, por ello vamos a dedicar el Publijueves de hoy a las portadas de Discos y Compactos. Concluiremos con un Top Ten que la Web americana Rolling Stone elaboró hace no más de un año. Los lectores eligieron Las diez mejores portadas de discos. En el Publijueves de hoy os contamos las anécdotas que hay detrás de ellos.

Fueron los años 60’ los que codificaron y marcaron las pautas de lo que deberían ser las campañas publicitarias para los grupos musicales. En éstas se incluían completos diseños de imagen; vestuarios, peinados, fotografías de los grupos, giras, entrevistas, apariciones en televisión, libros de promoción, y, como no, portadas de discos. En este sentido, fueron modélicas las campañas orquestadas para The Beatles. Para ellas trabajó el diseñador inglés Alan Aldridge, activo creador de toda la estética que rodeó al grupo.

Los Sesenta se representan como una etapa de gran influencia en este campo. No quedaron al margen los estudios de diseño y los creadores norteamericanos. Sus encargos para las compañías de discos cada vez fueron más numerosos. La industria de la música usó los servicios de talleres de diseño como los Push Pin Studios, fundados por Milton Glaser, Seymour Chwast, Edward Sorel y Reynold Ruffins, ilustradores como Víctor Moscoso,o fotógrafos como Richard Avedon.


Barry Lyndon - Soundtrack - Front
Cronológicamente, las portadas para las Soundtracks de las películas de Kubrick, fueron las primeras. En ellas se consolidó el nuevo estilo, que fusionaba música, cine, artes plásticas, viajes oníricos y místicos y anarquía política.

Clockwork-Orange

La Naranja Mecánica, (1972), era una visión psicodélica de un próximo y ultraviolento futuro que narraba la inquietante novela de Anthony Burgess. Los triángulos que estructuran el diseño están coronados por el título y el nombre de Kubrick. Siendo concebidos por Philip Castle, diseñador que en el mismo año había realizado el cartel de El Valle, otra alucinación, con música de Pink Floyd, desde la pirámide surgen los más inconfesables sueños de violencia y sexo, tal como emerge el protagonista, que se identifica por su especial cuchillo-bastón, su chistera y el ojo con pestañas artificiales.
La Vallée

Entre los portadistas de discos, (sean o no de Bandas Sonoras), es habitual encontrar profesionales que trabajan en la ilustración de portadas de cómics y, al mismo tiempo, en historietas. Para Heavy Metal (1980), la película, se imprimió un disco repleto de canciones variadas. La portada reproduce al personaje más significativo de la película. En el reverso, también sobre fondo negro, la figura de Den, otro de los personajes protagonistas, dibujado por Richard Corben, quizás el más brillante ilustrador y dibujante surgido del campo underground norteamericano.

Heavy Metal Film

Como ya os comentábamos los 60 fueron los que marcaron la tendencia, por eso, en el Top Ten de las mejores portadas musicales, casi el 90% de los álbumes seleccionados provienen de los años sesenta y setenta. Aquí tenéis la selección de los lectores de Rolling Stone, con las anécdotas que “arrastraban”.

Como dijo Kurt D. Cobain, la música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión; Que la música sea el alimento del amor.
Feliz vida, amigos, Rock n’ Roll.

1. The Beatles, Sgt. Pepper’s lonely hearts club band (1967). La ganadora como la mejor portada de la historia, según las votaciones de la web americana de ROLLING STONE. Es, sin lugar a dudas, una de las imágenes más icónicas de la historia del rock and roll. La foto originalmente iba a mostrar a los Beatles (con sus trajes de sargento Pepper) ​​jugando en un parque. Poco a poco evolucionó hacia el concepto final, donde están parados en medio de recortes de cartón de sus héroes. La banda había previsto inicialmente la inclusión del actor Leo Gorcey, Gandhi, Jesucristo y Adolf Hitler. El sentido común eliminó a Hitler de la portada (a pesar de que ya se había creado una imagen de él), la amarga polémica que creó la famosa frase de Lennon (“somos más grandes que Jesuscristo”) quitó a Jesús de la cubierta, y la India no autorizó el uso de la imagen de Gandhi. El actor Leo Gorcey pidió 400 dólares por utilizar su imagen (y los Beatles no tragaron), cosa de la que seguro luego se arrepintió. La gran atriz Mae West se negó, preguntando: “¿Qué hago yo en una banda de corazones solitarios?”. Los Beatles le enviaron a West una carta explicando el concepto, lo que la hizo cambiar de opinión. Las únicas personas que aún viven de esta portada son Paul McCartney, Ringo Starr, DiMucci Dion, Shirley Temple y Bob Dylan.

sgt-pepper
2. Pink Floyd, Dark side of the moon (1973).
Hasta Dark side of the moon, las portadas de Pink Floyd no habían sido muy memorables. Hipgnosis, el estudio de diseño británico, no había hecho trabajos muy buenos con los anteriores dos discos de Floyd. Pero tenía un buen historial con portadas de otros grupos, por lo que el estudio fue contratado de nuevo. “Rick Wright (teclista de Pink Floyd) sugirió hacer algo limpio y gráfico, pero no una fotografía”, dijo el diseñador Storm Thorgerson. Su inspiración inicial fue una foto del prisma que hay en la parte superior de algunas partituras. Usando esto como punto de partida, el equipo de Hipgnosis creó la portada icónica.

dark-side-of-the-moon-original-vinilo

3. Nirvana, Nevermind (1991). Spencer Elden, el bebé desnudo en la portada de Nevermind, tiene una gran frase de ligoteo con las chicas: “¿Quieres ver mi pene… otra vez?”. En 2007, en una entrevista con la MTV, Elden dijo que se siente raro con su lugar en la historia. “Es algo espeluznante que millones de personas me hayan visto desnudo”, dijo: “Me siento como la más grande estrella del porno del mundo”. A sus padres sólo les abonaron 200 dólares por la sesión, pero a Elden le han pagado mucho más para recrear la famosa foto.

NEVERMIND

4. The Beatles, Abbey road (1969). Muchos creían que el Beatle Paul McCartney murió en 1967 y había sido reemplazado por un doble en la portada de Abbey Road. Se veía la foto como un cortejo fúnebre: John (de blanco) es el predicador, Ringo (en negro) es el doliente, George (en algodón) es el sepulturero y Paul (descalzo) es el cadáver. Una placa al fondo se puede leer “281f”. McCartney tenía 27 años cuando el disco salió, y eso hizo que mucha gente pensase que el mensaje quería decir que hubiera cumplido 28 años si no hubiera muerto. La fotografía se tomó el 08 de agosto 1969 fuera de los estudios Abbey Road. Los turistas acuden al lugar en masa, y ha sido parodiado infinidad de veces , en ocasiones, por los mismos miembros de los Beatles, como lo hizo Paul en la portada de su LP de 1993 Paul is alive.

ABBEY ROAD

5. The Clash, London calling (1979). Pennie Smith estaba tomando fotos de The Clash en el Palladium de Nueva York en septiembre de 1979 cuando capturó una de las imágenes más icónicas de la historia del rock. Paul Simonon, el bajista, estaba molesto porque la audiencia se encontraba muy tranquila, así que empezó a romper su bajo contra el suelo. “El Palladium había puesto sillas para que el público se sentase, y eso hizo que la gente se congelase”, ha declarado Simonon. “No recibíamos ninguna respuesta de ellos: es como si no le importase lo que estábamos haciendo. En general estoy de buen carácter, pero de pronto se me cruza el cable e incluso puedo dar miedo, incluso a mí mismo”. A Joe Strummer le encantó la foto, pero Smith trató de convencerlo de que estaba demasiado desenfocada para ser la portada.
LONDON CALLING

6. The Rolling Stones, Sticky fingers (1971).El segundo álbum de esta lista diseñado por Andy Warhol. Sticky fingers fue el primer disco de los Rolling Stones que grabaron para Atlantic Records, lo que les dio la libertad y el presupuesto necesarios para fabricar esta portada con una cremallera real. Cuando se abre la cremallera, se ve la ropa interior blanca con el logotipo de los Rolling Stones. Contrario a la leyenda, el hombre de la ropa interior no es Mick Jagger, sino uno de los colaboradores de Warhol, aunque nadie parece ser capaz de ponerse de acuerdo sobre quién es exactamente.

ROLLING STONE

7. The Beatles, Revolver (1966). Artista plástico de origen alemán y músico, Klaus Voorman era un viejo amigo de los Beatles. El grupo le tocó su nuevo tema Tomorrow never knows antes de que dibujase el primer boceto. “Estaban en una actitud tan psicodélica”, ha dicho Voorman, “que pensé que la portada tenía ir en esa línea. ¿Hasta dónde puedo llegar? ¿Cuán surrealista y extraño puede llegar a ser la portada?”. Así que pidió a los Beatles que le enviasen fotos viejas de sí mismos. Durante muchos años se pensó que el original de Voorman se perdió, pero él afirma que lo tiene localizado. “No voy a decir dónde está”, dijo: “Está bien cuidado y atendido. Y estoy feliz por eso”.

Revolver

8. Bruce Springsteen, Born to run (1975). La portada del Born to run, de Bruce Springsteen, la tomó el fotógrafo Eric Meola en sólo dos horas en junio de 1975. “Bruce y su banda llegaron al estudio fotográfico a las 10 de la mañana”, recordó Meola en una entrevista de 2006. “Estaban agotados. Parecía como si hubieran estado toda la noche despiertos. Fue una declaración de la raza. Quería capturar en foto lo que hacían en directo. Es muy difícil volver a crear este tipo de la energía en un estudio fotográfico. Pero hay que decir en su favor que lo consiguieron”. Durante el último concierto de Springsteen y la E Street Band, en 2009, Springsteen y el saxofonista Clarence Clemons recrearon la clásica pose en medio de Growin ‘up. Con Clemons actualmente recuperandose de un derrame cerebral, la fotografía de Meola ha adquirido una intensidad extra.

imagesSXN7GJ12

9. Pink Floyd, Wish you were here (1975). Los especialistas en escenas de acción de Hollywood Ronnie Rondell y Danny Rogers han trabajado en casi 200 películas, incluyendo Speed, Titanic o Waterworld. Pero por lo que siguen siendo más conocidos es por una fotografía tomada en los estudios de Warner Bros. en 1975, la que hicieron para la portada de Wish you were here, de Pink Floyd. Rondell llevaba un traje de chaqueta ignífugo y estrechaba la mano de Rogers, mientras que su ropa estaba en llamas. Para proteger la cabeza, Rondell se puso un par de pelucas. A pesar de todas las precauciones, durante el rodaje hubo momentos de peligro, ya que el viento soplaba en la dirección equivocada y el bigote de Rondell casi desaparece.
PINK FLOYD

10. The Velvet Underground, The Velvet Underground & Nico (1967). Andy Warhol aparecía en los créditos del disco debut de Velvet Underground, de 1967, pero su papel exacto en la producción del álbum ha sido siempre un asunto turbio. La portada, sin embargo, fue un proyecto completamente suyo. En las primeras versiones de su famosa portada, el plátano salía medio pelado. Con canciones drogotas como I’m waiting for the man, algunos interpretaron que la portada era una referencia al rumor habitual de patio de colegio que decía que fumar la cascara de platano colocaba. Sea o no sea esa la intención de Warhol, la portada sigue siendo una de sus obras más famosas. VELVET UNDERGROUND

 

Anuncios

Comenta. Se trata de un blog vivo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s