~¡De película! “Ossobuco de pavo con piña y jengibre”~

Feliz Lunes amigos. Para comenzar esta semana de la forma más sabrosa, os traemos una RECETA DE CINE. No sólo es un plato delicioso, sino que también es sano y sencillo de elaborar. A continuación os explicamos cómo:

Para aumentar el frescor de este plato hemos añadido el jengibre, que nos encanta, y que en combinación con el cilantro también es ideal, a los que no os guste tanto, podéis reducir la cantidad, pero después de tanta cocción permanece, su perfume es delicioso y el picor queda reducido al mínimo.

Ingredientes (para 4 personas)

8 piezas de ossobuco de pavo, 150 ml. de vino blanco, 150 ml. de caldo de ave o de verdura, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, 1 nabo, 250 gramos de piña natural, 70 gramos de jengibre fresco, 1 guindilla roja, 1 c/p de pimienta verde en grano, 1 c/p de cilantro en grano, cilantro fresco, aceite de oliva virgen extra y sal.

Elaboración

Pelar la cebolla y picarla fina; los ajos los dejamos enteros y con piel, dándoles sólo un golpe para abrirlos ligeramente. Después de pelar el nabo, lo cortamos en daditos y pelamos también la piña para cortarla en dados, desechando el corazón (En Mercadona y demás, en la zona de verduras y frutas refrigeradas, la podemos encontrar ya pelada, sin corazón, lista para hacer esta receta y pringarnos un poquito menos ;D ). Finalmente le quitamos la piel al jengibre y también lo picamos fino o lo rallamos.
vsavasdvs
cvsdcs
Ponemos una cazuela de paredes bajas (o una guisadera), al fuego, cubriendo la base con aceite de oliva. Cuando esté caliente marcamos el ossobuco, salado previamente por los dos lados para que se dore y retiramos. Bajamos el fuego y pochamos la cebolla con los ajos enteros. Cuando empiece a transparentar, incorporamos de nuevo el ossobuco y añadimos la pimienta verde y el cilantro en grano, ligeramente machacados en el mortero, la guindilla despepitada y picada, y regamos con el vino; bajamos el fuego y dejamos cocer con la cazuela tapada, una media hora o hasta que el vino se haya evaporado.
safdfafa picture

Llegado este momento, añadimos la piña, el jengibre y el nabo, y rehogamos unos minutos. Posteriormente, regamos con el caldo (puede ser de ave o verdura; nosotras hemos utilizado del segundo). Lleva a ebullición con el fuego alto y volvemos a tapar, dejando cocer otra media hora aproximadamente, hasta que se quede sin caldo, sólo con algo de salsa. Apagamos el fuego y dejamos reposar cinco minutos.
sds
dsfsfds

Emplatado

Picamos unas hojas de cilantro fresco para poner sobre la carne y la piña, y REGAMOS con un poco del jugo que ha quedado en la cazuela. Si lo deseamos, podemos servirlo acompañado de unas patatas panadera o fritas, en daditos… vuestros invitados y/o familiares se chuparán los dedos y os dedicarán mil silbiditos… ¡Buen provecho, amigos!

Pavo con piña y jengibre

Anuncios

Comenta. Se trata de un blog vivo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s